Tres fondos mixtos flexibles para adaptarse al golpe del coronavirus

0
46

Monedas de euro de distintas denominaciones.

La volatilidad y las muchas dudas que ha generado el coronavirus en las bolsas y la economía global exigen estrategias dinámicas.

Los mercados han pasado de alcistas a bajistas y nuevamente a alcistas durante las últimas semanas. La pandemia del coronavirus paraliza las economías y dibuja líneas verticales de caída en los índices de actividad económica PMI y las cotizaciones bursátiles de todo el mundo.

Es difícil creerlo ahora, pero la humanidad ha pasado por epidemias y ha conseguido sobrevivir y prosperar. Es de esperar que esta no será diferente. Es más, posiblemente, estemos en mejor posición para superarla por la cantidad de medios de los que dispone el sistema sanitario actual. Pero sí que es cierto que su velocidad de contagio es muy alarmante y ha obligado a una paralización de actividades que están ya causando un fuerte impacto en la economía global.

En un momento de fuerte volatilidad en el mercado y de gran incertidumbre respecto al futuro, a muchos inversores les resulta difícil mantener la calma. Se necesita una gran dosis de abstracción y de esperanza en estos momentos, pero sabemos por la historia que esta situación también pasará y que, al terminar, podríamos lamentar habernos dejado llevar por el pánico. Una cartera bien diversificada y con flexibilidad puede ser de gran ayuda para poder sacar el mejor partido a una situación tan volátil e impredecible.

Con estas características, podemos encontrar entre los fondos mixtos flexibles, con calificación de cinco y cuatro estrellas de VDOS, algunos ejemplos que, sacando el mejor partido de la diversificación y la flexibilidad, consiguen rentabilidades bastante aceptables a un año.

La clase A1 en euros de MFS Meridian Prudent Wealth Fund es el más rentable de este grupo, con un 9,2% a un año y un dato de volatilidad muy controlado del 4,7% que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco. Invierte en emisores de países desarrollados y emergentes, sin límite en emisiones corporativas y de gobiernos con base en su visión del valor relativo de diferentes tipos de valores u otras condiciones de mercado.

Comparativa de la evolución de fondos mixtos flexibles.

En la parte de renta variable, la cartera invierte en empresas que considera infravaloradas en comparación con su valor percibido (estilo ‘value’). Gestiona un patrimonio de 537 millones de euros, con su mayor exposición a emisiones de pagarés del Tesoro de EEUU y acciones de la inmobiliaria LEG Immobilien (3,2%) y la matriz de Google, Alphabet (2,43%). Los partícipes de la clase A1 en euros de este fondo soportan una comisión fija del 1,15%.

El siguiente fondo más rentable de esta selección, con un 8,8% de subida a un año, es la clase M de capitalización en dólares de LO Funds – All Roads Syst. HDG con un coste por volatilidad del 7,7%. Gestionado activamente, ofrece una exposición equilibrada al riesgo invirtiendo en diversas clases de activos: bonos y otros títulos de deuda a tipo fijo o flotante, bonos convertibles, acciones, divisas o efectivo.

El gestor aplica una metodología propietaria de análisis de riesgo (risk parity) para determinar y ajustar el peso de cualquier clase de activo, por lo que cuanto mayor sea el riesgo de fluctuación del valor, menor será su peso en la cartera.

Entre sus mayores posiciones encontramos CSA Euro Eur (74,8%) y los contratos de futuros 10 Year Treasury Note Future Mar 20 (17,05%), Eurobund Fut Eurex Mar20 (14,32%), Austrian TB 10 Future Mar20 (11,39%) y JGB LT Future Mar20 (11,04%). Es necesaria una aportación mínima de 3.000 euros para invertir en la clase M de capitalización en dólares de este fondo que aplica una comisión fija del 1,1%.

Posiciones dinámicas

Con un 6,6% de rentabilidad a un año y una volatilidad del 8,8%, la clase de capitalización con cobertura en francos suizos de BL-Global Flexible Eur B es el siguiente fondo más rentable en el último periodo anual, con calificación cinco estrellas de VDOS.

Gestionado por BLI – Banque De Luxembourg Investments busca obtener una rentabilidad a medio plazo superior a la de una inversión en obligaciones en euros. Para ello invierte en acciones, obligaciones, instrumentos del mercado monetario y liquidez, variando el porcentaje de la cartera en diferentes instrumentos en función de la valorización de las distintas clases de activos y de las circunstancias del mercado.

Invierte al menos un 25% de sus activos netos en acciones. Incluye entre sus mayores posiciones acciones de Franco-Nevada Corp (3,63%) y Roche Holding AG (3,31%) y emisiones soberanas de Noruega (2,84%), España (2,28%) y República de Portugal (2,28%). Aplica una comisión fija del 1,25% y de depósito del 0,06%.

Son fondos que, por su total flexibilidad, pueden tener un nivel de riesgo elevado, por lo que resultan adecuados únicamente para inversores con un horizonte de inversión de al menos cinco años y que sean capaces de soportar etapas azarosas del mercado, como la actual.

Esperemos que dentro de una semana la tendencia en la cifra de contagios haya conseguido invertirse y podamos comenzar a ver una tenue luminosidad al final del túnel. ¡Cuídense!

*** Paula Mercado es directora de análisis de VDOS

Leave a reply