Santander acelerará la digitalización pese a la crisis

0
42


Ana Botín, presidenta de Santander.

Ve crítico avanzar en la transformación tecnológica por el uso masivo de la banca digital provocado por la pandemia. Invierte 5.000 millones al año.

Santander mantendrá el foco en la transformación digital pese a la crisis del coronavirus. El banco revisará en los próximos meses los objetivos de la hoja de ruta que presentó al mercado el pasado año, pero conservará la digitalización como pilar estratégico. Algunos competidores ya han anticipado en las últimas semanas ajustes en sus planes de transformación por la recesión económica provocada por la pandemia. El británico Lloyds, por ejemplo, frenará inversiones en tecnología previstas a tres años por 3.000 millones de libras (3.400 millones de euros).

Santander considera que la digitalización, que ya era uno de sus ejes de actuación, adquirirá todavía ahora más protagonismo. Anticipa que la disrupción provocada por la revolución tecnológica se acelerará por el uso masivo de la banca digital motivado por la crisis sanitaria y las restricciones de movilidad.

Confianza del cliente

“La implementación de nuestros planes de transformación digital es crítica porque, cuando pase la crisis del coronavirus, el ritmo de transformación se recuperará una vez más. Y dado que muchos clientes están confiando en la banca digital durante la crisis, es probable que el cambio se acelere”, señaló Ana Botín, presidenta de Santander, en la junta de accionistas celebrada el pasado viernes. “La digitalización es el pilar estratégico donde veo un mayor potencial de crecimiento y transformación del grupo”, remarcó.

Los objetivos que Santander hizo públicos el pasado año contemplan una inversión en digitalización de 20.000 millones de euros en cuatro ejercicios. Implica un presupuesto anual de 5.000 millones de euros. Es una cifra equivalente al 10% de los ingresos totales que el grupo generó en 2019, cuando rozaron los 50.000 millones.

Los analistas esperaban que Santander generara ingresos anuales de entre 50.000 y 53.000 millones hasta 2022, una horquilla que han rebajado hasta entre 45.000 y 46.000 millones como consecuencia de la pandemia.

A la espera de que Santander perfile sus nuevas metas, un presupuesto de 5.000 millones se situaría en torno al 11% de las nuevas previsiones de ingresos.

También debe concretarse si va a acelerar la consecución de otros objetivos vinculados a la transformación tecnológica. El banco tiene actualmente 37 millones de clientes digitales y su horizonte era llegar a 50 millones a medio plazo. Por lo que respecta a las ventas digitales, que suponen ahora el 36%, la aspiración es superar el 50%.

En España, la afluencia a las sucursales ha caído cerca del 80% a causa de la pandemia, según el Observatorio de la Digitalización Financiera de Funcas. Siete aplicaciones móviles de entidades financieras se sitúan en la actualidad entre las más populares en Google Play.

“Este auge en la adopción de servicios digitales no sólo se circunscribe a las consultas de saldos o transferencias. Se empieza a observar cómo los clientes usan el canal digital para servicios más complejos, como asesoramiento hipotecario y de inversión”, concluye el Observatorio.

Leave a reply