Pedro Saura: “Los grandes arrendadores tienen ahora que arrimar el hombro”

0
35


El secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura.

Asegura que las medidas para paliar el impacto del coronavirus en el alquiler “dan seguridad a los grandes inversores”.

Esta semana entró en vigor el último paquete de medidas del Gobierno para provocar un coma inducido en la economía mientras trata de frenar la propagación implacable del coronavirus. Una de las mayores incógnitas era cómo pretendía amortiguar el golpe sufrido por los hogares que viven de alquiler, uno de los pocos mercados donde a un lado hay particulares y, al otro, más particulares (el 85% de la oferta está en manos de pequeños propietarios).

Aunque el ala socialista del Ejecutivo logró finalmente frenar la suspensión de pagos por la que abogaban sus socios de Unidas Podemos, el Decreto no está exento de polémica, ya que abre una brecha entre lo que considera pequeños propietarios y grandes tenedores de vivienda, un segmento demonizado por la formación morada. Para uno de los arquitectos del paquete de medidas, el secretario de Estado de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura (Torre-Pacheco, 1962), este Decreto “también da estabilidad a los grandes inversores”, a los que pide “arrimar el hombro” en tiempos difíciles, explica en una entrevista telefónica con EXPANSIÓN.

Las medidas sobre alquileres discriminan entre grandes y pequeños propietarios, ¿era una petición de Unidas Podemos?Esta distinción es un planteamiento del conjunto del Gobierno y particularmente el Ministerio de Transportes, que ya venía manejando la idea. En un contexto de pérdida de ingresos, lo que consigue el Real Decreto es mantener la renta disponible de todos los agentes que intervienen en el mercado de alquiler, sean arrendatarios o arrendadores, a través, por ejemplo, de la suspensión de los lanzamientos o de la prórroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento que venzan durante el estado de alarma.Desde el sector lo consideran injustificado, ¿por qué se hace esta distinción? La distinción de los grandes propietarios se hace fundamentalmente porque entendemos que estos grandes tenedores tienen un músculo financiero para resolver las necesidades de liquidez a corto plazo que tienen muchos de sus clientes. Pero esto tiene ventajas también para los grandes tenedores, porque garantiza la estabilidad en la medida en que se ayuda a resolver el problema que puedan tener algunas personas en situación de vulnerabilidad a la hora de pagar el alquiler. Ayuda a que esa situación se supere por parte de esos inquilinos y, de esa manera, los grandes arrendatarios también pueden conseguir un flujo permanente en el tiempo. Por otro lado, el Tribunal Constitucional ha declarado que considera justificada y no arbitraria esta diferencia en unos momentos excepcionales como los actuales, para repartir de una manera más justa la carga.¿Por qué se fija diez viviendas como límite entre pequeño y gran propietario y no ocho o doce?Es una ratio estándar que se ha utilizado en mucha de la normativa al respecto y, por consiguiente, se entiende que es algo aceptado en la literatura económica.¿Qué ocurre si el inquilino de un gran tenedor no cumple con la devolución del pago aplazado en moratoria o no paga el importe restante a la quita del 50%?El Decreto, en primer lugar, a lo que invita es a un acuerdo entre las partes. Esto es lo más importante. En caso de no acuerdo, el gran tenedor podrá optar por una quita del 50% de la deuda o prorratear esos meses no pagados durante hasta tres años. Si el inquilino no puede hacer frente a ese prorrateo, tiene la posibilidad de acogerse a un microcrédito que ponemos a disposición a tipo de interés cero. El préstamo se lo concederíamos para devolver la deuda que tiene con el gran propietario. Y si se trata de un inquilino cuya vulnerabilidad se convierte en estructural, entonces podría acogerse al plan de ayudas directas. Entonces, el Gobierno, a través de los microcréditos, respalda el pago de las moras a grandes propietarios.Efectivamente. Lo que buscamos con el modelo del microcrédito es precisamente mantener la renta disponible de todos los hogares. Es una norma que también da seguridad y estabilidad a los grandes inversores. El plan de ayudas directas está destinado a cubrir aquellos microcréditos que no puedan devolverse. ¿Entonces no se solicitan de forma inmediata? ¿A partir de cuándo será posible?Todo va a comenzar ya, y a partir de la publicación del Decreto-ley todo está en marcha y todas las ayudas se van a recibir con efectos a la entrada en vigor del mismo. Una vez se demuestra que la persona reúne las condiciones y está en una situación de vulnerabilidad, producto de la situación que estamos viviendo, podría entonces optar al microcrédito. En los próximos días en el Ministerio de Transportes vamos a firmar un convenio con el Instituto de Crédito Oficial (ICO).
Si esta situación se convierte en estructural, se analizará caso por caso, las comunidades autónomas se encargarían de ello. Y si no puede devolverlo, pasaría a recibir el subsidio público.
En el caso de autónomos o profesionales que estuvieran pagando el alquiler de oficinas o locales, ¿podrían acogerse a estas ayudas? ¿Se plantean incluirlos?No. Estamos hablando únicamente de vivienda habitual. Tengo conocimiento de que el Gobierno está trabajando en esta dirección, pero no puedo adelantar nada.
La moratoria y las quitas contemplan un máximo de cuatro meses. ¿Podría alargarse ese límite?Esperemos que no. Esperemos que demos la batalla al virus y que podamos salir lo antes posible de esta situación y remontemos cuanto antes la economía.
¿Cree que el apelativo “fondos buitre” empleado por el vicepresidente Pablo Iglesias, al presentar las medidas, pudo dar una imagen errónea del sector?No voy a entrar a valorar ninguna de las declaraciones de miembros del Gobierno.
Desde el sector alertan del riesgo de una reducción de oferta si quien tiene más de 10 viviendas opta por la venta para dejar de ser considerado gran propietario. Esto da más seguridad a la oferta, porque ayuda a que muchos clientes de estos grandes tenedores puedan resolver su situación. Algunos también pronosticaron reducción de la oferta y tensión de precios cuando el Gobierno aprobó el año pasado el decreto sobre alquileres. Ni una cosa ni la otra ha pasado. No disminuyó la oferta y disminuyó la tensión de precios. Los grandes tenedores, los que quieren tener un flujo razonable y constante de recursos, todos ellos, creo que están de acuerdo en que es necesario ahora arrimar el hombro, echar una mano, para que muchos clientes salgan de la situación en la que pueden encontrarse y seguir obteniendo esos flujos de renta.
¿Se plantea ayudar a futuro a estas empresas mediante alguna fórmula que mitigue el impacto económico de la moratoria?Es que creo que beneficia al sector. El propio sector lo está haciendo. Lo que estamos es contribuyendo a dar estabilidad y seguridad para que esas empresas puedan recuperar a esos clientes. No veo que esto perjudique al sector.
Pero, en un momento de parón, el hecho de ver retrasados los importes del alquiler o reducida la mensualidad en un 50% puede comportar un daño en estas empresas, algunas de las cuales no podrán afrontarlo.Una parte importante del sector sí lo está haciendo. Pero lo que nosotros hacemos es precisamente ayudar a que esos clientes que pueden tener problemas puedan salir y devolver esos aplazamientos. Pedimos al sector un esfuerzo porque tiene un músculo financiero mayor. En el medio plazo, el sector gana.
¿No se está penalizando a los profesionales en un sector en el que sólo el 5% son empresas y donde se necesita precisamente mayor profesionalización?No entro a valorar esa cuestión. Para el Gobierno, el sector privado es muy importante. Al final, el sector privado tiene que ser un aliado para la recuperación económica, para la rehabilitación y para el desarrollo e implementación de la política económica.
¿En qué estado quedan los controles de precio en esta situación?Desde el Gobierno se explicitó que todos los planes de vivienda del Gobierno que se harían de manera consensuada con todos los agentes que intervienen en este mercado y, por consiguiente, con el sector empresarial. Dicho lo cual, ahora estamos centrados en atajar el impacto de la pandemia.
Para este Decreto, ¿se ha contado con el sector privado?Nosotros hemos ido recibiendo inputs del sector e interactuando en la medida de que se iban conociendo detalles del Decreto.

Leave a reply