Los bancos españoles tendrán 28.600 millones en capital adicional para luchar contra el coronavirus

0
65


Sucursales bancarias.

Las autoridades proponen liberar colchones y revertir dividendos. El sector bancario español, a la cola de la zona euro en nuevos recursos atesorados.

Los bancos españoles podrán movilizar 28.600 millones de euros de capital adicional y destinarlo a financiar a familias y empresas gracias a las medidas aprobadas en las últimas semanas por las autoridades supervisoras para combatir la crisis del coronavirus. Así lo estiman los analistas de Goldman Sachs, que en un informe sobre la banca europea publicado ayer evalúan el impacto que tendrán estas decisiones en la capacidad del sector de atesorar capital para afrontar la actual caída de la actividad global.

Los cálculos de Goldman cifran en 180.000 millones de euros de capital de máxima calidad la cantidad que podrán movilizar los bancos europeos en su conjunto gracias a los cuatro grandes paquetes de medidas promovidos por el Banco Central Europeo (BCE), la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y otros organismos continentales: una revisión de los requerimientos de pilar 2, que aportará 42.000 millones; la liberación de colchones anticíclicos y sistémicos, que sumará otros 38.000 millones; la reversión de dividendos reclamada por los responsables de supervisión, que permitirá atesorar 45.000 millones, y la posibilidad de operar temporalmente por debajo de los niveles de capital regulatorio, que aportará otros 55.000 millones a la potencia de fuego del sector bancario del Viejo Continente.

El capital que podrá movilizar la banca española combinando el efecto de las cuatro medidas equivaldrá a un 2,1% de los activos ponderados por riesgo del conjunto de entidades, lo que sitúa al sector nacional a la cola de la zona euro en cuanto a potenciales recursos adicionales liberados, solo por delante de Portugal (también un 2,1%). Las medidas aprobadas por las autoridades supervisoras, en comparación, insuflarán un 3,4% de recursos en el caso de los bancos belgas y holandeses, mientras que para la banca francesa el capital movilizado será equivalente a un 2,5% de los activos ponderados por riesgo.

En el caso de la banca española, por ejemplo, ninguna de las entidades se podrá beneficiar de la liberación de los colchones anticíclicos (como sí ocurre en Francia, Alemania o Reino Unido, por ejemplo), ya que el Banco de España mantenía este requerimiento al 0%. Ayer, precisamente, el supervisor gobernado por Pablo Hernández de Cos ratificó de nuevo esta medida, que según explicó en un comunicado seguirá vigente “por un periodo de tiempo prolongado”.

Santander, casi la mitad del sector

Dentro del sector bancario español, los analistas de Goldman Sachs estiman que Santander logrará movilizar un mayor volumen de capital de máxima calidad. La entidad presidida por Ana Botín liberará unos 13.400 millones de euros, casi la mitad de todo lo conseguido por la banca en España.

El informe del banco de inversión estadounidense apunta a que la medida con más impacto en Santander será el permiso para operar por debajo de los requerimientos de capital regulatorios. A la entidad cántabra, por ser de importancia sistémica global, se le imponen colchones adicionales, por lo que tiene una bolsa de recursos propios mayor de la que echar mano.

BBVA es el siguiente en la lista. El banco vasco se hará con 7.100 millones de euros de nuevo capital con el que financiar la recuperación de la economía real, según Goldman Sachs. Le sigue en la lista CaixaBank, que liberará unos 3.400 millones de euros.

Bankia y Sabadell, por su parte, generarán un capital de 1.800 millones cada uno gracias a las medidas impulsadas por las autoridades supervisoras. Ambos triplicarán en fondos recuperados a Bankinter, que logrará movilizar 600 millones. Unicaja sería la última entidad española de la lista. Goldman estima que reunirá 500 millones de nuevo capital.

Leave a reply