Las fusiones y compras de bancos espa√Īoles, una “utop√≠a” durante la crisis del coronavirus

0
5

Reguladores y supervisores creen que la crisis catalizará el M&A. Responsables del sector ven en los precios en mínimos un obstáculo a las operaciones.

Las ca√≠das en Bolsa registradas por las entidades bancarias espa√Īolas a ra√≠z de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus ha situado las valoraciones del sector en m√≠nimos hist√≥ricos. A juzgar por los precios a los que cotizan, nunca los bancos en Espa√Īa fueron tan baratos como en este periodo.

Los precios de las acciones en m√≠nimos han rebajado los costes para tomar el control de una entidad bancaria espa√Īola. Este factor, unido a los previsibles problemas que afrontar√°n las entidades m√°s d√©biles debido a la crisis econ√≥mica, podr√≠a acelerar el proceso de consolidaci√≥n del sector bancario en Espa√Īa, seg√ļn instituciones supervisoras como el Banco Central Europeo (BCE).

El organismo presidido por Christine Lagarde no es el √ļnico que considera que las fusiones pueden estar m√°s cerca en este contexto. El analista de Bolsa de Bankinter Rafael Alonso se√Īal√≥ ayer en su informe diario a inversores que el fuerte castigo sufrido por Bankia y Sabadell (que hasta el mi√©rcoles acumulaban en el a√Īo unas ca√≠das del 57,5% y del 73,7%, respectivamente) pod√≠a anticipar una fusi√≥n entre las dos entidades, en una operaci√≥n que podr√≠a tener tanto sentido estrat√©gico como financiero.

Los cantos de sirenas de operaciones de M&A (fusiones y adquisiciones, en el argot del sector) en la banca espa√Īola no parecen tan realistas a ojos de los banqueros de inversi√≥n consultados, que consideran que el momento actual ha provocado la aparici√≥n de varios factores que obstaculizan plantear cualquier compra o consolidaci√≥n de entidades.

“Ver una operaci√≥n de M&A en este entorno es una utop√≠a”, se√Īala un banquero de inversi√≥n especializado en el sector financiero (FIG, por sus siglas en ingl√©s). Seg√ļn explica, una potencial compra o fusi√≥n “requiere de un componente de financiaci√≥n importante, y eso significa una diluci√≥n brutal para el accionista” que los actuales gestores tratar√°n de evitar a toda costa, asegura.

El mismo diagn√≥stico mantiene otro alto responsable de una boutique de asesoramiento aficada en Espa√Īa: “Si alguien quisiera comprar, tendr√≠a que hacer s√≠ o s√≠ una ampliaci√≥n. Y tratar de levantar capital con los actuales descuentos hace imposible que salgan los n√ļmeros”, reconoce, para incidir despu√©s en que en este momento el mercado permite comprar barato, pero como todo el sector bancario cotiza con fuertes descuentos, “las diluciones para cualquiera de las partes ser√≠an demasiado grandes”, advierte.

El m√°ximo responsable del equipo de sector financiero de una de las big four abunda en las limitaciones que encuentra hoy en d√≠a la banca para afrontar cualquier adquisici√≥n. “El problema es que los bancos est√°n regulados y para comprar deber√°n ampliar capital, pero ¬Ņqui√©n va a salir ahora al mercado a pedirlo?”, destaca.

Sin apetito exterior

Un antiguo ejecutivo de uno de los grandes bancos espa√Īoles reconoce que no es tiempo de opas, pero los precios actuales permitir√≠an “pagar una prima del 100% y encima apuntarse como fondo de comercio negativo varios miles de millones en resultados”, opina.

“¬ŅQui√©n vende con estas valoraciones?”, se cuestiona, sin embargo, un responsable de FIG en Espa√Īa sobre la opci√≥n de que alguna entidad o un inversor apuesten por tomar una participaci√≥n de control en un banco. Como recalca, las ca√≠das de precios son tan fuertes que para gran parte de los accionistas de las entidades se materializar√≠an importantes p√©rdidas, que por ahora solo son latentes, incluso aunque el comprador estuviera dispuesto a pagar un sobreprecio.

Estas mismas fuentes descartan siquiera la posibilidad de que una entidad o un fondo estranjeros decidan comprar pagando una prima. “Nadie va a ofrecer esa posibilidad. Los fondos cada vez apuestan menos por el sector financiero, ya no hay apetito por tomar una participaci√≥n de control, en gran parte por la ofensiva regulatoria de la √ļltima d√©cada. As√≠ que no est√°n interesados en bancos espa√Īoles a no ser que sea a precios de derribo”, matizan.

Los banqueros de inversi√≥n coinciden en se√Īalar que las operaciones no se producir√°n, salvo que no quede otro remedio por la debilidad de alguna entidad golpeada por la crisis, aunque prev√©n que este escenario no se produzca en ning√ļn caso durante este a√Īo, ya que los reguladores han dejado claro su apoyo al sector a trav√©s de facilidades contables y alivios en los requerimientos de capital regulatorio.

“A partir del a√Īo que viene llegar√° la ola de morosidad m√°s fuerte, lo que podr√≠a afectar m√°s gravemente a aquellas entidades que est√©n m√°s justas de capital. En ese contexto y empujados por Fr√°ncfort creo que alg√ļn banco podr√≠a verse forzado a participar en una operaci√≥n de consolidaci√≥n”, prev√© un ejecutivo de una boutique espa√Īola.

Leave a reply