La CNMV pide a Bruselas prohibir las comisiones por venta de productos

0
6


Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El supervisor reclama a la Comisi√≥n Europea modificar algunos aspectos de la normativa sobre mercados, como el cobro de comisiones de distribuci√≥n, que crea una desventaja para las firmas espa√Īolas.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reclama a Bruselas la prohibición de las comisiones de comercialización en todos los productos financieros dirigidos al cliente minorista.

La entrada en vigor de Mifid II forz√≥ a las entidades a disminuir lo que cobraban a sus part√≠cipes por la comercializaci√≥n o distribuci√≥n de fondos de inversi√≥n (com√ļnmente conocido como retrocesiones), oblig√°ndolas a justificarlas mediante la oferta de un valor a√Īadido.

El objetivo de esta norma era fomentar la comercialización de productos de terceras entidades y es una de las prácticas sobre las que recae el foco de Mifid II, al considerarla, en muchos casos, abusivas.

Poco m√°s de dos a√Īos despu√©s, la normativa ha cumplido con parte de su objetivo. En Espa√Īa ha crecido la comercializaci√≥n de fondos de terceros, ha aumentado el cobro expl√≠cito por asesoramiento, y el cobro de retrocesiones ha ca√≠do entre un 10% y un 20% en este tiempo.

Sin embargo, la aplicación por parte de unos países y otros no es homogénea y ha tenido muchas críticas por la desiguladad de condiciones que crea entre entidades dentro de la Unión Europea.

Es uno de los puntos de la regulaci√≥n que m√°s ha pesado sobre el sector de fondos en Espa√Īa y la CNMV ve necesario modificarlo dentro de la revisi√≥n que la Comisi√≥n Europea est√° planteando sobre Mifid II. El organismo presidido por Sebasti√°n Albella reclama prohibirlas en su totalidad en todos los pa√≠ses de la UE y extender la norma a otros productos que no est√°n bajo el amparo de Mifid II, como seguros o unit links .

As√≠ lo solicita en un documento remitido a la Comisi√≥n Europea, en respuesta a su consulta sobre la revisi√≥n de la directiva y al que ha tenido acceso EXPANSI√ďN. La CNMV “apoyar√≠a la introducci√≥n de una prohibici√≥n completa de estos incentivos para todos los productos minoristas de toda la UE, siempre y cuando (esto es muy importante) la prohibici√≥n se aplique no s√≥lo a los productos Mifid II, sino tambi√©n a otros productos similares, como seguros”.

El supervisor asegura que la legislaci√≥n espa√Īola es m√°s estricta en este punto que otros pa√≠ses del entorno que s√≠ permiten incentivos por servicios distintos a los de asesoramiento independiente u otros mercados que no detallan exactamente cu√°ndo cobrarlos o no. Y esto deja a los distribuidores espa√Īoles en inferioridad.

Sobre todo, teniendo en cuenta que en Espa√Īa una parte muy importante de los ingresos de las firmas que comercializan fondos proviene hist√≥ricamente de esta clase de incentivos (alrededor del 50% de las comisiones de gesti√≥n se retrocede). La CNMV ha llegado a detectar gestoras que incluso cobran comisiones por distribuir sus propios fondos.

Por otra parte, el supervisor solicita extenderlo a todos los productos financieros para minoristas para evitar un trasvase desde los fondos, que penalice al sector.

La Comisi√≥n Europea abri√≥ en febrero de este a√Īo una consulta p√ļblica para matizar algunos aspectos de Mifid II, pr√°cticamente dos a√Īos despu√©s de su entrada en vigor.

La CE ya ha recibido todas las respuestas y el sector espera que se pronuncie sobre la revisión de la normativa en cualquier momento. De hecho, muchos esperaban que lo hubiera hecho esta misma semana.

Revisión radical de Mifid

Entre sus peticiones, la CNMV tambi√©n incluye revisar la desagregaci√≥n de los costes de los servicios de an√°lisis. Y en este caso es todav√≠a m√°s tajante. El regulador solicita una “reconsideraci√≥n radical de Mifid II en este punto” y que el problema sea analizado en profundidad “con mente abierta”.

El sector (en una amplísima mayoría) opina que la obligación de la normativa europea de que las firmas de inversión separen el coste del análisis del resto de sus servicios ha tenido efectos indeseados y ha sido un mazazo en varios sentidos.

Por un lado, para las peque√Īas y medianas compa√Ī√≠as. Los bancos de inversi√≥n y br√≥keres han centrado su an√°lisis en grandes cotizadas y han dejado a parte de este segmento sin cubrir, con las implicaciones que esto conlleva para que se las contrate en el mercado.

Por otra parte, provoca una desventaja para las gestoras de fondos europeas frente a sus rivales de fuera, como las estadounidenses, que no pagan explícitamente por el análisis. Las firmas europeas cargan con este coste, independientemente de que lo asuman ellas mismas o lo trasladen al inversor final.

Esta queja ha sido de las m√°s repetidas desde que Mifid IIentr√≥ en vigor. Pero en las √ļltimas semanas se han sumado algunas voces que reclaman a Bruselas acelerar la revisi√≥n de la normativa por el impacto a√Īadido que tiene sobre este sector la crisis sanitaria. Algunos reguladores europeos han lanzado la petici√≥n de relajar la regulaci√≥n porque el contexto actual “agrava los efectos indeseados de la norma”.

Otras peticiones

La CNMV ha remitido un documento de varias páginas a la Comisión Europea que incluye alrededor de 16 puntos.

Entre otros, solicita además que Bruselas aclare la conveniencia de la comisión de colocación que cobran los bancos al emisor en las salidas a Bolsa; demanda mayor regulación sobre los intermediarios financieros y reclama que las reformas no den lugar a una mayor carga burocrática sobre las firmas.

Leave a reply