El ministro de Finanzas alemán apoya ayudas europeas de 200.000 millones de euros

0
128


Olaf Scholz, ministro de Finanzas alemán.

El ministro de Finanzas y vicecanciller alemán, Olaf Scholz, apoya otorgar ayudas europeas por valor de 200.000 millones de euros para luchar contra el impacto económico del coronavirus en los países más vulnerables, según revela el periódico económico “Handelsblatt”.

Concretamente, Scholz piensa en créditos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI), así como la creación de un nuevo seguro de desempleo para financiar modelos de reducción de jornada subvencionados, según el diario, que se refiere como fuente a “círculos del Gobierno”.

Al copresidente del Partido Socialdemócrata (SPD), al que pertenece Scholz, Norbert Walter-Borjans, le pareció positiva la idea en declaraciones al “Handelsblatt”.

“La propuesta de Olaf Scholz basada en créditos del MEDE es correcta”, dijo Walter-Borjans.

Walter-Borjans llegó a la presidencia del SPD, junto con Saskia Eskien, tras derrotar a Scholz, que se presentaba conjuntamente con Klara Geywitz, en una consulta a la militancia.

Walter-Borjans es partidario de la creación de títulos de deuda común, los llamados coronabonos, pero es consciente de que el socio mayor de la coalición gubernamental (en la que participa el SPD), la Unión Cristianademócrata (CDU) de Angela Merkel y su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU), no están dispuestos a abrir el camino a ello.

Según Walter-Borjans mientras ni los socios de coalición ni otros países europeos estén dispuestos a aprobar los coronabonos hay que “buscar otros caminos para darle liquidez a países en crisis de la manera más rápida posible”.

Según el “Handelsblatt”, la idea de Scholz contempla créditos de 100.000 millones de euros del MEDE para apoyar a países como Italia o España.

A ello se agregarían 50.000 millones que debería aportar el Banco Europeo de Inversiones y entre 50.000 y 100.000 millones para financiar el nuevo seguro de desempleo europeo.

El BEI debería garantizar créditos a empresas en problemas que deberían ser concedidos por instituciones nacionales.

El “Handelsblatt” recuerda en su información que Scholz no ha sido nunca partidario de títulos de deuda común pero agrega que el ministro es consciente tanto de las repetidos llamados del sur de Europa a recurrir a ese instrumento como del escepticismo que hay en Alemania ante el mismo.

Por eso, agrega el rotativo, se ha esforzado por plantear otro modelo de solidaridad.

Leave a reply