El consejero delegado de Criteria deja el consejo de CaixaBank para evitar conflictos de interés

0
42


Marcelino Armenter, consejero delegado de Criteria.

El consejero delegado de CriteriaCaixa, Marcelino Armenter, ha renunciado a seguir formando parte del consejo de administración de CaixaBank.

En una comunicación remitida a la CNMV, CaixaBank explica que la renuncia de Marcelino Armenter a su cargo de consejero dominical es consecuencia de la decisión de CriteriaCaixa de “intensificar” su nueva estrategia de diversificación de inversiones, con la entrada en múltiples sociedades cotizadas.

Según el banco, esta situación podría “suponer la existencia de eventuales situaciones en las que su condición de consejero en CaixaBank interfiriera con el ejercicio de sus responsabilidades como consejero delegado de CriteriaCaixa”. El banco apunta que la renuncia “se encuadra en el marco de las tendencias de buen gobierno corporativo”.

Criteria es el principal accionista de CaixaBank, donde controla una participación del 40% del capital. A su vez, el 100% de Criteria pertenece a la Fundación Bancaria La Caixa, que preside Isidro Fainé.

La renuncia implica también que Armenter dejará de formar parte de la Comisión de Innovación, Tecnología y Transformación Digital, un órgano asesor del consejo creado hace casi un año y al que también pertenecen las consejeras Cristina Garmendia y Amparo Moraleda, el presidente del banco, Jordi Gual, y su consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

Se da la circunstancia de que Armenter hacía solo un año que formaba parte del consejo de CaixaBank, ya que su nombramiento fue ratificado en la última junta general, celebrada el 5 de abril de 2019.

Vinculado al grupo financiero desde hace más de 30 años, Armenter dirige Criteria desde 2013 y es también consejero de Saba y Naturgy.

Tras la venta de Abertis, el ejecutivo lidera ahora la nueva fase de inversión de Criteria, que quiere convertirse en un grupo diversificado, lo que le ha llevado a tomar participaciones minoritarias en medio centenar de empresas cotizadas en menos de dos años.

Objetivo: que Criteria sea como Norges Bank

En su última aparición pública, hace unas semanas en el Parlamento catalán, Isidro Fainé indicó que su objetivo es que Criteria se convierta en un endowment fund, es decir, en un grupo inversor similar a Norges Bank, el fondo de pensiones de Noruega. “Antes, éramos un hólding que invertía en cuatro o cinco grandes empresas, pero ahora debemos diversificar las inversiones para asegurar que la Fundación Bancaria La Caixa podrá mantenerse los próximos cien años o de por vida”, explicó el veterano financiero.

Sólo en 2019, se invirtieron 551 millones en participaciones minoritarias en 30 nuevas compañías de múltiples sectores, entre las que figura el grupo portugués Sonae (2%). Al cierre del ejercicio, la cartera de diversificación tenía un valor de 2.716 millones. En este segmento, se incluyen las participaciones en Telefónica (1,23%) y en Cellnex (5,2%), en este último grupo en 2019 invirtió 115 millones al acudir a sus ampliaciones de capital.

Los dividendos que Criteria paga a la Fundación Bancaria La Caixa (420 millones en 2019) permiten financiar sus programas de Obra Social, dotados de 545 millones en 2019. En los últimos diez años, la Fundación ha invertido 5.000 millones en financiar sus acciones sociales y de lucha contra la pobreza.

En 2019, Criteria ganó 1.098 millones de euros, un 30% menos.

Leave a reply