China impulsa una ley de seguridad para Hong Kong

0
7


Plaza de Tiananmen, en Pekín.

La Asamblea Nacional Popular de China (ANP, Parlamento) tratar√° durante su reuni√≥n anual, iniciada hoy, una “ley de seguridad de Hong Kong” que servir√≠a para “establecer y mejorar el sistema legal” y “salvaguardar la seguridad nacional”, asegur√≥ el vicepresidente del Comit√© Permanente de la ANP, Wang Chen.

“El incremento de destacados riesgos para la seguridad nacional en la Regi√≥n Administrativa Especial de Hong Kong se han convertido en un destacado problema”, dijo Wang, en referencia a las protestas prodemocr√°ticas que se tornaron masivas en junio del pasado a√Īo en la ciudad semiaut√≥noma.

Estas manifestaciones -continu√≥ Wang, citado por la agencia estatal de noticias Xinhua- “han desafiado la base del principio ‘un pa√≠s, dos sistemas’ (que rige la excolonia brit√°nica), da√Īado el Estado de derecho y amenazado la soberan√≠a nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo”.

En ese sentido, Wang indic√≥ que “hay que tomar medidas contundentes basadas en la ley para prevenir, detener y castigar tales actividades”.

As√≠, apost√≥ por empujar desde Pek√≠n para que Hong Kong apruebe una ley propia que proh√≠ba “cualquier acto de traici√≥n, secesi√≥n, sedici√≥n, subversi√≥n contra el Gobierno Popular Central, el robo de secretos de Estado, prohibici√≥n de organizaci√≥n de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones pol√≠ticas extranjeras y prohibici√≥n del establecimiento de lazos con organizaciones pol√≠ticas extranjeras por parte de organizaciones pol√≠ticas de Hong Kong”.

El Artículo 23 de la Ley Básica (la mini-constitución de Hong Kong) estipula que la ciudad ha de dotarse de legislación en este sentido, que siempre ha resultado extremadamente polémica entre la población hongkonesa, un importante segmento de la cual se ha resistido siquiera a su debate, por miedo a que se tradujera en un recorte de libertades.

Entre los siete art√≠culos propuestos se encuentra una provisi√≥n que propone un mecanismo legal que permita al Comit√© Permanente de la ANP articular legislaci√≥n para prevenir y castigar una serie de supuestos, entre ellos el de “subversi√≥n contra el poder estatal”, una acusaci√≥n usada frecuentemente contra defensores de los derechos humanos en China.

Desde Hong Kong, el diputado progubernamental Paul Tse asegur√≥ a la radiotelevisi√≥n hongkonesa RTHK que, en su opini√≥n, esta decisi√≥n de Pek√≠n de elevar a la ANP la propuesta muestra que el Gobierno central “ha perdido la paciencia” con la situaci√≥n de la excolonia brit√°nica.

Por su parte, Eric Cheung, de la facultad de Derecho de la Universidad de Hong Kong, se√Īal√≥ que es probable que, de llevarse a cabo la reforma legal, afecte negativamente a los derechos y libertades de que gozan hoy d√≠a los hongkoneses, tanto m√°s cuando ya existe legislaci√≥n contra actividades violentas llevadas a cabo por algunos sectores radicales de los manifestantes.

“Creo que Hong Kong se convertir√° en una lucha a largo plazo, una cruzada por la democracia, como Taiw√°n y Corea del Sur. Una mayor represi√≥n lleva a una mayor resistencia”, consider√≥, por otro lado, el analista pol√≠tico Dixon Sing.

La Declaraci√≥n Sino-Brit√°nica de 1984, que sirvi√≥ para acordar la retrocesi√≥n de Hong Kong de manos brit√°nicas a chinas en 1997, estableci√≥ el mantenimiento durante al 50 a√Īos a partir de esa fecha de una serie de libertades en este territorio inimaginables en la China continental.

Sin embargo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, sus portavoces han dicho en numerosas ocasiones que ese documento se cumplió ya en su momento.

Leave a reply