CaixaBank lanza una tarjeta híbrida de débito y crédito para ganar clientes más vinculados

0
33

El banco seguirá bonificando la alternativa tradicional en clientes sénior. La entidad lanza la solución ‘Visa & Pay’, que se sumará al programa ‘Día a día’.

CaixaBank sigue adelante con su estrategia destinada a elevar la vinculación de su clientela. El banco está enviando estos días cartas a sus clientes en las que les comunica que la tradicional tarjeta de débito conllevará un recargo (en concepto de mantenimiento) de 36 euros anuales. Así lo confirman fuentes de la antigua caja de ahorros.

Los clientes poco vinculados y con tarjeta de débito deberán hacer frente a un recargo de 36 euros «no bonificables» para la mayor parte de clientes. La entidad permitirá excepciones en algunos segmentos como los séniors (mayores de 65 años), los jóvenes o los usuarios de ImaginBank, que podrán mantener esta opción de forma gratuita si prefieren no utilizar el nuevo plástico.

Para el resto de clientes vinculados (incluidos los séniors), CaixaBank ha empezado a ofrecer por defecto y de forma gratuita la tarjeta Visa & Pay, una alternativa híbrida que aúna características de las de débito y las de crédito. Se trata de un producto «pionero en España», según explican fuentes del banco presidido por Jordi Gual.

CaixaBank está remitiendo la nueva tarjeta a sus clientes y una carta con las nuevas condiciones. Aquellos usuarios que prefieran no cambiar y quieran seguir disponiendo de la tarjeta de débito tradicional (a pesar de la comisión de mantenimiento) podrán hacerlo, comunicándoselo al banco.

Control de gastos y pagos fraccionados

«Desde el punto de vista del cliente, une lo mejor de las modalidades de débito y de crédito», añaden estas fuentes, que indican que este nuevo plástico permite, por un lado, llevar un control de los gastos (ya que se liquidan cada dos días y se podrán consultar los movimientos en cuenta a diario). Por el otro, incluye características de las tarjetas de crédito «como la posibilidad de fraccionar compras, pero también mayor aceptación en países del extranjero y servicios como reserva de coches, viajes, hoteles y compras por Internet», especifican desde la entidad catalana.

Fuentes del banco señalan además que el diseño y lanzamiento de una tarjeta híbrida es el resultado de la consulta directa a clientes a través de focus groups. Visto el interés que despertó un producto así dentro de los grupos de trabajo, CaixaBank ha optado por lanzar Visa & Pay e incluirla en su paquete básico de servicios Día a día, el programa destinado a elevar la vinculación de los usuarios con el banco.

El programa Día a día es la nueva estrategia comercial de CaixaBank. El objetivo de la entidad es ganar un millón de clientes vinculados (aquel que tiene contratados al menos tres productos o servicios distintos con el banco) durante los próximos dos años.

Los clientes estarán libres de comisiones si son titulares de una cuenta en la que hayan domiciliado una nómina (de al menos 600 euros) o una pensión (de 300). También se pueden beneficiar de una cuota gratuita quienes, a pesar de no haber domiciliado su ingreso regular, tengan un saldo de productos de ahorro superior a los 20.000 euros. Hace falta, además, domiciliar al menos tres recibos o efectuar tres pagos con tarjeta cada trimestre.

En caso de no cumplir estas condiciones, CaixaBank prevé el cobro de una comisión de mantenimiento de 15 euros al trimestre para los clientes con nómina domiciliada y de 60 euros trimestrales para los usuarios sin ningún tipo de vinculación.

Leave a reply