Bankia suspende el superdividendo de 2.500 millones del plan estratégico por el coronavirus

0
33


José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Bankia opta por la prudencia. El consejo de Bankia, justo antes del inicio de la junta, ha acordado renunciar al pago de 2.500 millones de euros a sus accionistas, el plan estrella del plan estratégico 2018-2020, según ha comunicado a la CNMV.

El banco iba a realizar este abono vía dividendos y devoluciones de capital. Bankia tiene ahora mismo un exceso de capital de 4.100 millones. Su ratio de capital de máxima calidad asciende al 13% y es la mayor de la gran banca. “Es evidente que este objetivo debe ser revisado”, ha dicho José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad, en su discurso en la junta.

“El Consejo de Administración de Bankia considera que mantener el liderazgo en solvencia en estos momentos excepcionales es clave y prioritario y que, por tanto, la política de dividendos de la entidad debe ser de máxima prudencia. Por esta razón revisa el objetivo de distribución de capital fijado en el Plan Estratégico 2018-2020, renunciando a cualquier distribución de carácter extraordinario para el presente ejercicio y anticipando criterios de extrema prudencia a la hora de definir el eventual dividendo con cargo al ejercicio 2020”, explica el comunicado enviado a la CNMV.

Se mantiene, no obstante, el pago de 355 millones (0,11 euros brutos por acción) con cargo a los resultados de 2019, que se votará en la junta de accionistas que se celebra hoy. Este dividendo se pagará el 2 de abril. Se trata del mismo importe que el pago del año anterior.

Moratoria de seis meses en hipotecas y consumo

Por otra parte, el presidente de Bankia ha anunciado, en el marco de la junta, que la entidad permitirá a sus clientes aplazar el pago del capital (no los intereses) de sus créditos hasta seis meses. La medida es aplicable tanto a hipotecas como a créditos al consumo de familias y autónomos afectados por la situación económica generada con el coronavirus.

Los hipotecados que se quieran beneficiar de esta ayuda deberán cumplir los requisitos que fija el gobierno en el Real Decreto de 17 de marzo.

El primer supuesto es que el cliente haya entrado en desempleo por la crisis o haber perdido más del 40% de las ventas en el caso de autónomos o profesionales liberales. La cuota hipotecaria, más pago de suministros, debe superar el 35% de los ingresos de la unidad familiar. El tercer supuesto es que los ingresos totales sean inferiores a tres veces el índice IPREM (537 euros/mes) y, el cuarto, que se haya producido una alteración grave de las circunstancias económicas.

Bankia es el tercer banco con mayor negocio hipotecario de España, tras CaixaBank y BBVA. El año pasado movió un negocio de 69.000 millones de euros. El crédito total concedido, incluido empresas, ascendió a 121.000 millones de euros.

Para los clientes empresariales el banco ofrece tres meses de aplazamiento en las líneas de circulante para pago de facturas, nóminas e impuestos.

Además pondrá a disposición de quien lo necesite una cuenta de crédito puente hasta que las nuevas líneas con aval del ICO estén operativas.

Leave a reply