Madrid Nuevo Norte: así será el mayor proyecto de regeneración urbana de Europa

0
23

Operación Chamartín, rebautizado como Madrid Nuevo Norte, se perfila como el mayor proyecto de regeneración urbana de Europa. Este desarrollo urbanístico echa a andar tras recibir el visto bueno de la Comunidad de Madrid. Con una extensión similar a la de 460 estadios de fútbol, el proyecto incluirá la construcción de 10.500 viviendas y gran un centro de negocios próximo a una renovada estación de Chamartín.

En concreto, el proyecto afectará a una superficie de más de tres millones de metros cuadrados y abarcará cuatro ámbitos de actuación: la estación de Chamartín; el Centro de Negocios; Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste.

El mayor de estos ámbitos será el Centro de Negocio, con una edificabilidad total de 1,3 millones de metros cuadrados, de los que 1,04 millones de metros cuadrados corresponde a oficinas y otras dotaciones terciarias y 260.000 metros cuadrados a residencial.

El núcleo residencial, aunque estará repartido en tres ámbitos de actuación, se concentrará sobre todo en Malmea-San Roque, que acogerá 714.338 metros cuadrados de edificiabilidad residencial y algo más de 250.000 metros cuadrados de terciario, mientras que Las Tablas Oeste se repartirá en 137.000 metros cuadrados de terciario y 74.197 metros cuadrados de residencial.

Centro de Negocios

Madrid Nuevo Norte se presenta además como una oportunidad de atraer nuevo empleo gracias a un Centro de Negocios, que incluirá tres grandes rascacielos uno de ellos con 300 metros de altura, será uno de los más altos de Europa.

Los promotores del proyecto explican que este nuevo centro de negocio permitirá a Madrid competir con otras grandes regiones y capitales europeas a la hora de atraer grandes empresas e instituciones internacionales.

“Será clave para situar a nuestra región entre las más innovadoras y atractivas de Europa, ya que Madrid Nuevo Norte la dotará de la tipología de oficinas y de espacios que las principales corporaciones demanda”, explicaron ayer desde la Comunidad de Madrid.

Vivienda y transporte público

El proyecto además plantea la puesta en marcha de 10.500 viviendas, de las cuales un 20% protegidas, además de otros espacios cívicos y equipamientos públicos conectados con los medios de transporte públicos que se han proyectado.

En cuanto al transporte público, Madrid Nuevo Norte contará con tres nuevas estaciones de Metro y el 80% de los desplazamientos se hará por medios de transporte sostenibles. De acuerdo con las previsiones incluidas en el plan, este nuevo desarrollo incluirá un parque central, que conectará con los parques del norte de la región y más de 13 kilómetros de carril bici.

Inyección fiscal

Desde las organizaciones apuntan además que este centro de negocios facilitará la entrada de inversión extranjera, lo que dinamizará la economía local, regional y nacional.

De acuerdo con sus estimaciones, las Administraciones Públicas ingresarán a efectos fiscales 3.793 millones de euros a lo largo del desarrollo del proyecto. De los que, 559 millones de euros irán a parar a la Comunidad de Madrid; 1.718 millones de euros para la Administración General del Estado y 1.516 millones de euros para el Ayuntamiento de Madrid.

Calendario y empleo

Con la aprobación del ejecutivo regional se empezará “de forma inminente” con la formación de las juntas de compensación y otros instrumentos de gestión urbanística, explican desde Distrito Castellana Norte (DCN), promotora privada del proyecto. Si todo evoluciona según lo previsto se espera que las obras empiecen a mediados o finales de 2021.

El proyecto requerirá una inversión conjunta de más de 7.000 millones de euros y permitirá crear 250.000 nuevos empleos durante los próximos años, de los cuales 130.000 serán directos, de acuerdo con los promotores, según DCN, promotora privada de Madrid Nuevo Norte.

DCN dispone de los derechos sobre gran parte de los terrenos donde se desarrollará el proyecto, todavía propiedad de Adif. El administrador ferroviario recibirá 1.245 millones por los suelos.

La promotora está controlada por BBVA, propietario del 75,54%. El resto se reparte entre Merlin, que compró un 14,46% de DCN a Sanjosé en octubre por 169 millones, y la constructora, con otro 10%.

DCN deberá ahora abonar a Adif el importe acordado, que incluye 984 millones a pagar mediante una hipoteca en un plazo de 20 años y un interés del 3%, lo que implicará 261 millones adicionales.

Leave a reply