La prima de riesgo vuelve a bajar de los 100 puntos tras la artillería de Lagarde

0
5

Imagen de archivo de billetes de euro.

La rentabilidad de los bonos españoles se apea del 1% que rebasó con holgura en la sesión de este miércoles después del golpe de efecto del BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) ha sacado la bazuca y eso ha sido suficiente. La prima de riesgo española vuelve a moverse por debajo de los 100 puntos básicos en los cruces más amables de este jueves. De un plumazo, con el paso a la acción de la institución que preside Christine Lagarde, el diferencial se estrecha en casi 50 puntos.

La reducción de las primas de riesgo periféricas es evidente tras el anuncio por sorpresa del BCE para destinar hasta 750.000 millones de euros a la compra de bonos con requisitos más flexibles que los que hasta ahora venía aplicando. Así, de los más de 160 puntos básicos que ayer marcaba el diferencial de los bonos españoles, este jueves la brecha se reduce hasta solo 99 puntos.

En lo que va de esta semana marcada por el pánico al impacto económico del coronavirus, es la primera jornada en la cual la prima de riesgo vuelve a verse por debajo de la centena de puntos. Esta marca, de la que aún les cuesta apearse definitivamente a los bonos españoles, no se había visto en su comparativa frente a los ‘bunds’ alemanes desde mayo del año pasado.

La rentabilidad que los inversores exigen a los bonos españoles a diez años pasa del 1,389% de los máximos de ayer miércoles a los mínimos del 0,732% que marcan este jueves. El bono alemán de referencia para las comparativas entre papeles soberanos en Europa pasa del -0,387% de la sesión de ayer al -0,24% que marca en los cruces más optimistas de la sesión de hoy.

El efecto se deja sentir también en el resto de papeles considerados periféricos de la Eurozona. Los italianos son los más beneficiados, con una prima de riesgo que ya se descuelga por debajo de los 200 puntos básicos, de manera que consiguen ampliar distancias con los bonos griegos a los que llegaron a rebasar hace unos días. Los títulos de deuda helena a diez años aguantan una rentabilidad del 2,1% que se traduce en un diferencial de algo más de 240 puntos básicos.

Más rendimiento en la subasta

A pesar de las medidas anunciadas por el BCE y un batallón de bancos centrales, el temor de los inversores a tensiones en la tesorería de los estados a consecuencia de los planes de estímulo económico se dejan sentir en el mercado primario. En este sentido, el Tesoro Público español ha tenido que asumir un rendimiento marginal del 0,077% para sus bonos a tres años en una subasta en la que ha captado 1.299 millones de euros en esta referencia, que en la anterior emisión se colocó a tipos del -0,3975%.

Leave a reply