Blackstone, Lazora, Témpore y Vivenio flexibilizarán el alquiler y aplazarán cobros

0
13


Vista de un cartel para alquilar un local en el centro de Madrid.

Los grandes fondos y las Socimis aplicarán medidas para facilitar el pago de las rentas a los inquilinos afectados por el coronavirus. Así, Lazora y Témpore -la Socimi de TPG y Sareb- han anunciado aplazamientos del cobro y moratorias con pagos fraccionados, mientras que Blackstone, a través de sus participadas Aliseda, Anticipa, Testa y Fidere, mantienen su intención de flexibilizar los cobros.

La primera en aplicar una medida de este tipo fue Lazora, empresa especializada en vivienda en renta con unos 7.000 inquilinos en toda España.

La compañía, que forma parte de la gestora Azora, mandó una carta ayer a todos sus inquilinos para explicarles que implantará un programa que permite el aplazamiento del pago de las rentas durante el periodo de estado de alarma y el fraccionamiento posterior, durante un año, de las rentas no abonadas

Témpore, por su parte, ha aprobado medidas para flexibilizar el pago de las rentas a los clientes que se vean afectados por planes de regulación de empleo en sus empresas mediante el diferimiento del pago de una parte del recibo mensual durante un plazo máximo de seis meses.

Témpore, participada en un 75% por el fondo estadounidense TPG y en un 25% por Sareb, cuenta con más de 2.500 viviendas en alquiler. Para abordar esta medida desde la compañía está contactando con los clientes para evaluar la situación de manera individualizada.

Por su parte, fuentes de Blackstone, que suma cerca de 50.000 viviendas a través de Aliseda, Anticipa, Testa y Fidere, indican que trabajan en estrecha colaboración con sus inquilinos, solucionando” caso por caso” y teniendo en cuenta las medidas establecidas por el gobierno, “para ayudarles en estos complicados momentos”.

“Como no puede ser de otra manera, vamos a ser flexibles y tendremos en consideración cualquier situación de dificultad financiera como consecuencia del Covid-19. Es la forma de actuación que estamos implementando con inquilinos socialmente vulnerables en todas nuestras empresas de cartera española”, añaden.

Desde Blackstone destacan que están analizando la situación de cerca y harán “todo lo posible y con un mayor esfuerzo” para apoyar a sus inquilinos en esta difícil etapa.

Fuentes de Vivenio, Socimi del fondo APG y Renta Corporación, se limitaron a señalar que siempre han tratado con la “mayor atención todas las necesidades” de sus los inquilinos. “Por supuesto, ahora no va a ser una excepción”, apunta.

Particulares

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, advirtió ayer que aprobar una moratoria en el pago de alquileres, como se ha hecho con las hipotecas para sectores vulnerables, perjudicaría a muchos ciudadanos que tiene alguna vivienda alquilada.

Menos de un 5% de la viviendas en alquiler en España está en manos de profesionales (gestoras o grandes fondos) y el resto pertenece a inquilinos particulares.

Desde Lazora explican que el Gobierno está actuando con “sensatez y responsabilidad” porque, al margen de las limitaciones técnicas y legales para implantar una medida de una moratoria generalizada en el pago de los alquileres, su imposición sería “totalmente contraproducente y provocaría un daño irreparable a los ahorradores y al sector del alquiler”.

Según explica Javier Rodríguez Heredia, presidente de Lazora, solo un 2% de la cartera pertenece a ahorradores institucionales y -en su opinión- una medida impuesta a este colectivo, no solo sería cosmética sino que podría “alterar el equilibrio financiero de muchas sociedades y llevarlas al cierre”.

Leave a reply