BBVA tiene los CoCos m√°s resistentes de la banca espa√Īola

0
32


Sucursal de BBVA.

Pierden un 8% frente a las caídas de hasta el 30% que se anotan otros bonos de este tipo.

En tiempos de incertidumbre, los activos de riesgo son los que más sufren en los mercados. Los bonos contingentes convertibles (CoCos) de la banca pertenecen a esta categoría y han sufrido considerables pérdidas en esta crisis del coronavirus.

Pero no todos son iguales. Entre los bonos espa√Īoles hay unos que, como la aldea de Ast√©rix frente al Imperio Romano, resisten con ca√≠das contenidas. Son los CoCos emitidos por BBVA en 2016, unos t√≠tulos que pierden un 8% desde el pasado 20 de febrero en el que la crisis del coronavirus comenz√≥ a causar estragos en los mercados.

Su descenso puede parecer elevado, pero resulta reconfortante frente al casi 30% que se dejan otros CoCos emitidos por entidades financieras espa√Īolas (ver gr√°fico).

“El mejor comportamiento de esta emisi√≥n se debe a sus caracter√≠sticas particulares”, aseguran fuentes financieras.

De hecho, BBVA mantiene vivas seis colocaciones diferentes de CoCos y, salvo la de 2016, todas sufren pérdidas superiores al 20%.

El motivo detrás del mejor comportamiento de estos títulos está en su elevado cupón. El banco que preside Carlos Torres paga un 8,88% por esta deuda, muy por encima de los cupones del resto de emisiones, que se mueven entre el 5,8% y el 6,5%.

Deuda perpetua

Los CoCos son deuda perpetua y sólo se repagan a partir de una determinada fecha si el emisor lo considera oportuno y si cuenta con otra colocación con la que sustituir a la que retira.

Por lo tanto, los inversores son conscientes de que, salvo que el banco pueda emitir nuevos títulos con un cupón inferior, el banco no tiene obligación de repagar el dinero para sacar de circulación la emisión.

“Cuando se estabilice la situaci√≥n, a BBVA no le sera dif√≠cil cerrar una operaci√≥n de CoCos con un inter√©s inferior a ese 8,8%”, explican las mismas fuentes. Salvo un inesperado impago por parte del banco, los inversores recuperar√°n su dinero en la primera ventana de amortizaci√≥n, estipulada en abril de 2021.

“Despu√©s de que el BCE se negara a decretar el impago de los cupones de los CoCos, el mayor miedo de los bonistas es tener su dinero atrapado de por vida porque los bancos no puedan volver a emitir estos t√≠tulos a niveles m√≠nimos hist√≥ricos”, aseguran desde una entidad colocadora.

Leave a reply